martes, 31 de enero de 2012

Verdades...

Cada vez que adelgazo,
mis pies sufren también una palpable
pérdida de volumen...
Esta es una realidad como un templo,
y hoy, como templo, elijo la
Mezquita Azul de Estambul...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada