viernes, 3 de febrero de 2012

Cabreo monumental...

Te las ves y te las deseas para que una editorial acceda a echar un vistazo a proyectos interesantes... y estoy totalmente segura de que hay cajones llenos de libros maravillosos, sin publicar...

Entretanto llegan encargos de libros que no hay por donde coger, libros supuestamente dirigidos a principiantes en una materia y que no contienen ni una sola foto que explique cómo hacer las cosas, escritos en un lenguaje que no se entiende, utilizando palabras que ni siquiera existen y que, por mucho que yo me esfuerzo, tampoco quedan claros a la hora de trasladarlos a nuestro idioma... Pero sí, esos libros sí llegan al mercado...

En ocasiones me deshincho, mucho... Creo que se le está perdiendo el respeto al lector...que se podría inundar el mercado de maravillas entre las que fuera difícil escoger... aunque, por suerte, siempre queda un puñado de editoriales ante las que yo me quito el sombrero y, una y otra vez, les sigo mandando mi currículum porque considero que sería un verdadero placer trabajar para ellas.

No preocuparse, esto se me pasa pronto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada