domingo, 24 de junio de 2012

Pues estaban buenas...

Riego la planta de albahaca que compré hace una semana... sopla una ráfaga de viento y el olor da un hambre... Tengo una ensalada de tomate en el plato... con un aceite espectacular y, ni corta ni perezosa, decido levantarme a coger unas hojitas... que digo yo que le van a sentar de lujo al tomate... De repente una voz lejana me dice ... NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO..... No se comen las albahacas de hoja pequeña... Bueno, que digo yo que por haberse comido unas cuantas tampoco me va a pasar nada... o si... mañana lo veremos....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada