lunes, 20 de agosto de 2012

A cañonazos ...

Mira que es grande la habitación... Pues la jodida mosca ha tenido a bien posarse sobre mi toda la santa noche... Y eso sin contar que, cada vez que la espantaba, volaba con ese ruido tan característico que solo te hace pensar en las diversas maneras con las que acabarías con su vida. Y he encontrado algunas... Varias... Muchas... Incluso demasiadas...
Mañana saco el cañón...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada