sábado, 6 de octubre de 2012

Y aquellos pipos de naranaja....
de los que ya hablé hace un tiempo
y que nadie daba un duro por ellos...
siguen su maravilloso camino
a darme naranjas para el desayuno...
o incluso me dedicaré a la exportación...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada