sábado, 26 de enero de 2013

Duendes...

Tres huevo.... Vale... 200 gramos azúcar... Correcto... Un sobrecito de levadura... Ya lo tengo abierto... Y de repente me invade el duendecillo del "hazlo como te apetezca" y sigo haciendo la receta a mi antojo... Que un chorro de zumo de naranja le va a ir de lujo, que le voy a poner un corazón de chocolate ... A pesar de la anarquía, el resultado fue fabuloso...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada