jueves, 9 de mayo de 2013

Sigo aquí (HK 4)

Esta es una verdadera ciudad de contrastes... Y es que al lado de un templo de hace un par de siglos, hay unos rascacielos que, si te pilla un día con bruma, no ves el final...
Casi muero dentro del templo... A mi que me cae fatal el incienso, aquí las ofrendas se hacen con él... Y unos caperuzos que hay colgados del techo, en realidad son espirales de incienso... Me he tenido que salir un par de veces...
Y tengo nuevos amigos... Son unos carteles fucsias que me indican mi lugar de referencia... Así al menos no me pierdo... O lo intento...
Hoy ha sido el primer día de sol (parece que llevo aquí 6 meses), pero vamos, abrasador y una humedad brutal... Que no me extraña que por las noches caigan las tormentas que caen... Es más... Yo me he venido a casa a por un jersey... Que dentro de las tiendas y locales mueres de frío y en la calle te achicharras...
También subimos al peak... En lo alto de una montaña... Y al asomarme me dio la
Sensación de tener una maqueta a mis pies... Me he quedado con la boca abierta.... Es lo más gigante, impactante y flipante (todo acaba en ante) que he visto en mucho tiempo...
Voy a coger el férry y a cruzar al otro lado... Dicen que es muy turístico el espectáculo de luces y música que hacen con los edificios en la bahía... Pero como buena turista que soy yo...me voy a echarle un vistazo... Que seguro que saldrán fotos bien majas.
Mañana más... Lo de mejor ya no lo sé...








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada