jueves, 7 de noviembre de 2013

Invisible..

Pufff, menuda pereza, otro año igual.. toca el amigo invisible y no sé qué comprar, es más, no tengo tiempo, ganas ni humor...
Y con la tontería acabas comprando cualquier mierda que sabes que la otra persona empleará en regalarla el año siguiente... un cúmulo de despropósitos...
Pero hay una solución... rápida, sencilla, barata y, sobre todo muy chula.
Regala un bol, una plato, una taza personalizada... con su nombre, unas palabras representativas de esa personas, los lugares del mundo a los que habéis viajado juntos, unas estrellas, simplemente una bolsita de té... hay miles de ideas....
Ya ves, que puedes quedar estupendamente y ¡¡además será un regalo útil!!
Eso sí, no lo dejes para muy tarde, que luego llegan las prisas...

Hay muchos modelos aquí 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada