lunes, 24 de febrero de 2014

Ampel...

Lo mismo es que debería perder la fea costumbre de pararme en los semáforos... que también debo decir que en muchas ocasiones se me hacen un tanto cortos... Y es que es precisamente allí donde la imaginación comienza volar como una loca y aparecen millones de ideas. Lo bueno también es que cuando el semáforo se vuelve poner en verde se hace imposible eso de sacar una agenda y apuntar la idea... que si no es muy marcada, pasa a un segundo plano antes de llegar al siguiente semáforo... y vuelta a empezar...

Pero no siempre funciona. La de esta manera se ha quedado alojada... pero me parece que voy empezar a cobrar. Alojamiento y desayuno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada