martes, 17 de junio de 2014

Agradecer

Leo quejas de la mañana a la noche, oigo quejas de la mañana a la noche y, sin embargo, quien tiene más motivos que nadie para quejarse, se limita a sonreír... A alegrarse de ver un resquicio de luz en una puerta que se acaba de cerrar... 
Aprender, tenemos tanto que aprender... Y agradecer... Agradecer de corazón a gente que, sin pedir nada a cambio, se implican y se tiran de cabeza a una piscina que, por ahora, tiene un agua helada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada