viernes, 7 de noviembre de 2014

Letras revueltas...

Conversaciones que se podrían zanjar en siete minutos... tú te sientas, o te quedas de pie... yo hablo... te lo cuento y fin... todos contentos... Pero no... eso se convierte en una historia relatada en 4 folios, con su estructura, su nudo, su desenlace... horas de conseguir que esa conversación se lea bien, se entienda, si es posible se disfrute y, acto seguido, se haga mil añicos y caiga a una papelera... Comemos sopas de letras, vomitamos letras... vivimos con letras...














El día que lo publique todo... el mundo estallará... a mi alrededor...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada