jueves, 15 de enero de 2015

Cataline...

Y yo cómo te cuento que no me gustan los cursos, que no me interesa lo que me cuentas, que estoy segura de que será interesantísimo, pero no... ahora no ... si en realidad lo único que quiero es una mesa grande, unos cuantos objetos, las pinturas adecuadas (poco a poco me voy enterando de algo), pinceles, muchos, música y tiempo. Y a probar... y probar y probar...
Sólo asistiría a un curso en un lugar de Londres en el que no dan cursos... que si quieres arroz, Catalina, if you want some rice, Cataline...  Porque veo lo que hacen y sólo siento que debo abandonar... No movemos los cerebros lo suficiente... es lo que saco en conclusión después de darme un paseo por eso que llaman la blogosfera... cuanto humo, llevo tosiendo dos horas. Ventolín. Y lo sé. No hay mercado. Pero si te digo la verdad, con la satisfacción tengo más que suficiente. Recibirás un regalo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada