miércoles, 11 de febrero de 2015

Relación moto-ordenador...

Y tú me dirás...
¿Y qué narices tiene que ver?
Pues el caso es que no me bajo de la moto ni a tiros... un frío que quita el sentío (con rima y todo)
y claro, hoy me levanto de la cama con una voz que llego al ordenador, abro mi programa de dictado y me dice que no soy yo, que no me reconoce... que lo mismo debo abrir otro usuario que se llame Manolo...
Hoy todo tecleado...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada