lunes, 2 de marzo de 2015

En aquel banco...

La chica se pintó los ojos. Así evitaba que se le escaparan las lágrimas y pareciera un mapache...
Se acercó a aquel banco, se sentó y comenzó a hablar y a llorar, a moco tendido...


Su máscara de pestañas era waterproof...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada