jueves, 23 de abril de 2015

Diez minutos...

Hoy leo al Sr. Ortega (AQUÍ), a ese que tenía rizos pero ya no los tiene, a ese que le sorprende que alguien pueda tener una piel tan blanca, siendo él tan moreno... y pienso que él es rico... mucho... y yo que me uno... porque la riqueza no se mide en lo abultado de tu cartera ni tu cuenta corriente... sino en la libertad de disponer de tiempo para hacer hasta las cosas más insignificantes, de ganas, de amigos, de risas, de fotos, de nervios... de todo.
Y es que desde hace meses intento tomarme un vino con un amigo... con uno con el que necesito hablar urgentemente... uno que tiene todo lo material que te puedas echar a la cara, todo y más... pero no dispone de diez minutos para sentarse a fumar un pitillo y beberse un vino... Eso o que lo mismo no lo quiere hacer conmigo... Coño, que se añade una variable nueva... pero dispongo de diez minutos para pensarla...    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada