miércoles, 13 de mayo de 2015

Pipas...

En ocasiones resulta francamente complicado admitir que uno se ha equivocado.... Es mejor mirar hacia otro lado y comer pipas... Esas que te dejan los labios machacados dos días... 
Pero no... Yo me he equivocado. Pensaba una cosa y resulta que era otra... Y no parecida, sino diametralmente opuesta. Y ahora que lo sé, lo asumo. Sí, me he equivocado.. Y no como pipas... Que a veces están pochas... Y eso me sabe mal... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada