viernes, 25 de septiembre de 2015

Nerviosismo...

Es ese nerviosismo de… «¿Lo haré bien?», «¿Habré cortado la imagen a las medidas que me han dicho?», «¿El resultado será el que yo espero?» ... Y tras todos esos momentos de duda, tras la incertidumbre, un mensajero llama a mi puerta y que trae unas calcas... Han quedado extraordinarias... Ahora comienza un proceso largo y arduo... sobre todo porque no lo domino del todo, y es lo realmente divertido. Cuando la técnica está más que controlada, pierde parte de su gracia... lo divertido es empezar de cero, aprender, equivocarse e intentar salir airoso de todo...
Me motiva, y me motiva mucho....

Allá vamos



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada