viernes, 16 de octubre de 2015

Me ponga una pizarra...

¿Me pintas una pizarra?
Y yo digo.... o mejor dicho, pienso... «Yo nunca he pintado una pizarra, pero digo yo que tampoco debe ser tan complicado...»
Así que me pongo a ello.
Una pedazo pizarra negra, muy chula (tan chula que sólo pienso que me tengo que comprar una aunque sólo sea para que me sirva de fondo para realizar fotos de mis tazas y platos)
Una mañana de domingo, me siento en el suelo a decorarla.
Ya está colgada en Formentor, una pastelería situada en pleno barrio de Salamanca en Madrid y que tiene unas ensaimadas que hacen que pierdas el sentío.


Y además por ahí veo botellas y tazas mías.... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada