lunes, 31 de agosto de 2015

PUMMMMM

Estamos tranquilamente cenando. Mi salón, mi mesa. De repente se escucha un PUMMMM, pero muy cercano. 
Mi cara de susto, o casi pavor, no dejó indiferente... 
-¿Qué te pasa? -me preguntaron... 
-¿Qué ha sido eso?
-Pues un portazo,-dijeron las 4 a la vez...
-Ya...  Pero es que... es que en esta casa... NO HAY PUERTAS... 

Así qué solo pude llegar a la conclusión de que alguien se había dejado la puerta de la calle abierta y se cerró de golpe... Bueno, que digo yo que fue eso... Y no pensaré más... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada