jueves, 30 de mayo de 2019

Huelga de apertitivos malos...

Me pongo en huelga de patatas fritas (malas) y revueltos de frutos secos como tapas cuando estás tranquilamente tomando una cerveza en una terraza... pero .. ¡Qué falta de imaginación, qué falta de cordura, qué falta de respeto hacia el comensal...! Que no digo yo que tenga que ser jamón de Jabugo, sólo un poco de cariño a la hora de servir algo que acompañe a una bebida. Así que, a partir de hoy, no comeré ni una patata frita más y menos aún un mal revoltijo de esos... y por supuesto, pondré cruz al garito en cuestión.
Queda dicho


miércoles, 22 de mayo de 2019

Sentarse en el suelo...

Lo bueno de hacer cosas que te gustan, entretiene, divierten, apasionan... es que da igual el tamaño de la caja de boles de colores que tenga en casa... siempre serán el resultado de tardes apasionantes. Y la caja seguirá creciendo... y más. Porque cuando entro en el despacho y la veo, me da por sonreír. Y me siento en el suelo a echarle un vistazo. Otro más.
Y lo que no sabes es que para mi, sentarme delante de los pigmentos y pinceles, es el mejor de los planes. (Eso y desayunar madalenas delante del mar... se avecina plato...).


 

domingo, 19 de mayo de 2019

Dame un helado y llámame tonta...

Me gustan los helados, mucho... pero en tamaño pequeño, que de lo contrario me empalagan (ya sabes, todo en tarro pequeño)... y sobre todo me bebo el agua de los floreros (y de eso sé un rato...)
Y hay heladería nueva en el bario (chispas). Café y vainilla. Clásico. Pequeño.
(Y anillos industriales)