domingo, 15 de noviembre de 2020

Dudas....

 Admiro mucho a la gente que es capaz de publicar lo que escribe. Básicamente porque soy de la opinión de que, aunque todo sea ficción, lleva algo de ti, de tu experiencia personal, de tus vivencias, y es algo así como desnudarse. Puede parecer una tontería, pero cada vez que he publicado algo acabo sintiendo una especie de nerviosismo caótico, no sé si es la mejor definición, pero me ha venido así de repente a la cabeza y me ha gustado. Nerviosismo caótico. Y cuento todo esto puesto que ando dándole vueltas a publicar algo por capítulos. Un relato a trozos, un vomitar algunas cosas. Pero tengo tantas dudas que no sé si lo haré.

sábado, 2 de mayo de 2020

Todo...uno tras otro

Un paseo delante del mar... y bañarse hasta salir arrugada como un garbanzo. Una hamburguesa en barbacoa (con diversas salsas). Un pincho de tortilla con una cerveza en algún lugar de Almería. Salmonetitos en un chiringuito. Vinos en un campo de lavanda. Quesos y girasoles. Pizzas con huevo al aire libre. Paseos en moto. Wasabi, mucho. Emparedados con trufa en un picnic campestre. Charlas delante de una chimenea. Un té viendo nevar. Desayunos lentos y deliciosos. Paseos en bicis. Campo. Meriendas....


Los listados se van ampliando. No hay prisa.
(Y dejó mucho espacio, para seguir rellenando)

miércoles, 22 de abril de 2020

Viva el verde...

Y así resultó la evolución (con un orden un tanto anárquico) de mi relación con los brócolis y las coliflores en la ventana. ¿Como experiencia? Altamente gratificante. Me ha encantado verlas crecer, y estoy segura de que el año que viene repetiré, aunque lo mismo con otro producto, o con el mismo, pero sin hacer cosas que creo que no fueron del todo bien.
Pero sí, la emoción de colocar en el plato algo que has estado cuidando... a mi me ha parecido brutal.
Sacaré el calendario para adecuarme a las fechas correctas (que luego hago lo que me da la gana, y eso pasa factura...) y me pondré manos a la obra. Quiero coliflores moradas (#ahílodejo). Creo que los calabacines precisan de demasiado espacio y me encantaría tener cherries... veremos si llego este año... (menos mal que no tengo huerto, que sería la locura). Y fresas..

Viva el verde...