domingo, 19 de enero de 2020

Pero ... ¿de qué estamos hablando?

Hoy he estado pensando… y es que ir en moto que permite pensar mucho. Sólo era cuestión de elegir una de las dos opciones, pero taaan complicado… ¿muertos o locos? Y es que si me fijo en el componente meramente semántico, me quedaría siempre con los locos. Pero si tengo en cuenta la ubicación, sin lugar a dudas me quedo con los muertos, por todo lo que tiene a su alrededor, por todo lo que conlleva, por todos esos recuerdos… Pero claro, si me pongo a pensar un poco más, me quedaría con unos muertos muy locos o bien con unos locos muy muertos… ¿qué opinas?

jueves, 16 de enero de 2020

Hala, ya lo he dicho

Que tiene narices que esté haciendo una traducción hablando de excrementos de todo tipo de animales, sus colores, formas, consistencia e incluso olores…  y que a mi, cada vez que hablo de excrementos (por otra parte debo decir que es algo muy habitual) me miren con mala cara... Tema que por otra parte me parece muy interesante (creo que nos sucede a todos aquellos que no tenemos una relación muy directa con nuestras deposiciones...) Y puestos a hablar de ello, ahora ya sabes el motivo por el que estoy encantada con la ciruelas.
Vale, ahora ya me puedes decir que soy una cochina.


miércoles, 15 de enero de 2020

Tiene vida propia…

Desde hace tiempo, ya mucho tiempo,  yo no escribo en el ordenador sino que dicto mis traducciones. Debo decir que he doblado o incluso triplicado el rendimiento del trabajo. Naturalmente todo debe ser revisado a conciencia, puesto que no deja de ser un ordenador y escribe lo que le sale de las pelotas, sí, de las pelotas.
Por otra parte esto me parece francamente entretenido, porque en muchas ocasiones es bastante más interesante lo que él escribe que lo que yo le dicto.
Y sí, mis bayas rojas siempre son sus vallas, tiene la manía de escribir hierba con v (que me encanta), es de los míos y sigue tildando el "sólo" y ahora, que estoy inmersa en un libro dedicado a las huellas, excrementos, nidos y madrigueras de animales,  no para de escribir almohadillados como #2... Que me dan ganas de dejarlo así en el libro.... Tiene vida propia, lo sé, y no me molesta en absoluto.