jueves, 20 de septiembre de 2018

Avionetas

¿Os acordáis cuando éramos pequeños y, estando en la playa, pasaban avionetas con publicidad? Unas de Nivea (creo recordar, que lanzaban pelotas y te tenías que ir al quinto carajo a buscarlas), o las de un "refresco de cola" (jajaja), ya se sabe, la chispa de la vida.
Pues cuál ha sido mi sorpresa este verano al observar en las playas de Málaga que siguen existiendo esas avionetas, con sus cartelitos colgando... pero la sorpresa ha sido aún mayor al ver la publicidad que llevan... y es que publicitan un puticlub (desconozco si hay otro término más adecuado)... Y no pasan una vez, ni dos o tres, ni un día... que yo las vi varios, por la mañana y por la tarde.... Y en ese momento me pregunté si les hacía falta la publicidad, si la gente estando en la playa de repente ve la publicidad y va, si se dedican a blanquear dinero con ese tipo de acciones... La verdad es que no he encontrado respuestas, y me sigue llamando la atención, y mucho.

miércoles, 19 de septiembre de 2018

¿Tú tienes bombilla?

¿Tú tienes bombilla? porque yo tengo una que se ilumina... y con bastante frecuencia... y claro, eso implica pruebas, proyectos y más pruebas... y lo caras que son las pruebas.... Me preguntaban el otro día... Si te tocara la lotería... ¿Dejarías de trabajar? NOOOOOO, bajo ningún concepto, haría pruebas, todas esas que ahora no puedo... ah, y me compraría un horno y viajaría... y miraría ese local que tanto me llama la atención y que tengo perfectamente diseñado y, y y... vamos, que yo creo que trabajaría el doble... y lo único que quiero es que se funda la bombilla... por eso de hacer pruebas... pero menos...


domingo, 9 de septiembre de 2018

Endúlzate...

Desde hace unos días una palabra ronronea por mi cabeza... "ENDÚLZATE"... y el contexto era el siguiente:
Habíamos salido a dar una vuelta en un pequeño catamarán, ni una gota de viento, pero nada... aún así me pareció chulísimo... un paseo, una ensalada, un tírate al agua, que no, que te tires, que no, que luego fue que sí...
Y al volver a puerto me dicen... "Endúlzate"... que yo ya me esperaba un buen bizcocho de zanahoria y un té....
Pero oye, nada más lejos de la realidad... era una simplemente manguera para que me pudiera quitar la sal del mar... pero oye, me encantó el término... y lo voy a usar, en más ocasiones... aunque por estas latitudes creo que me va a ser más complicado...
Y sí, me endulcé, y ni una sola caloría.