martes, 6 de febrero de 2018

Está oculto...

No sabían muy bien a dónde iban... y justo de eso se trataba...  Sólo les habían citado en un lugar y a una hora precisa y el motivo era, ni más ni menos, que ir a comer... y la gracia es no saber a dónde vas, no tener ideas preconcebidas, no saber qué te vas a encontrar y qué vas a comer (hecho que es bastante de agradecer, porque últimamente todo es igual, los lugares son iguales, las cartas son iguales, los emplatados son iguales, habría que aniquilar las pizarras y el queso de cabra...).
Y allí se plantaron... una única mesa, un buen mantel, una estupenda decoración y dejar que empiecen a fluir los platos, uno tras otro... Disfrutar de la comida, de la bebida, de la charla, de la experiencia.
Sin pizarras, sin cestillos de freidora, sin papeles impresos, sin vinagre de Módena, sin ruidos, sin esperas, sin prisas, con ganas, con hambre...
Y nada más. 

lunes, 5 de febrero de 2018

Nieve, Snow, Schnee

Así es imposible trabajar… te intentas concentrar en la traducción pero de repente giras mínimamente la cabeza, hacia la ventana, y con la pedazo nevada que está cayendo, a ver quién es el listo que es capaz de volver a poner los ojos la pantalla. Además, por más que lo intento, ni en las fotos ni en los videos queda reflejado la que está cayendo. Pues habrá que aprovechar, porque me temo que no lo vamos a ver en bastante tiempo...


martes, 2 de enero de 2018

Aguja e hilo…

Si ya lo llevo yo diciendo unas cuantas semanas… desde que abrí el mercado no pasa un día en el que no tomemos un vinito, una cerveza, algo de picar o más bien todo junto...Así que esta misma noche, a las doce en punto, en lugar de convertirme en calabaza (que por otra parte no estaría mal para poder hacer unas cremas) saco hilo y aguja. Y me coso los labios para dejar de zampar. Ya tengo el objetivo pegado en los azulejos del cuarto de baño... tengo que ver obligatoriamente un 5.
Ahora sólo queda ponerse manos a la obra y olvidarse de este video