miércoles, 10 de junio de 2015

Pero sólo en mi ventana...

El que espera, desepera... Y qué razón tiene el dicho... Yo no es que desepere... eso ya se me ha quedado corto.... yo ya tengo las esquinas redondeadas... Y me temo que esto va para largo.
Y lo peor de todo es que cada vez está más cerca el verano, esa estación en la que parece que tiran una bomba atómica y entonces ya resulta prácticamente imposible hablar con nadie: unos están de vacaciones, no se pueden hacer determinadas cosas hasta que no regresen, algunas empresas están cerradas… así que me temo que la cosa no tiene pinta de variar…


¿Brotes verdes? Todos los que quieras, pero sólo en mi ventana…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada