jueves, 18 de abril de 2019

Beberse el agua de los floreros

Pues es que resulta que aquello de "beberse el agua de los floreros" no siempre es tan  figurado como parece...
Por motivos que tampoco vienen al caso, suelo tener flor fresca en casa, concretamente en el cuarto de baño, y debo decir que me gusta... y mucho. Según el tipo de flor que recibo, utilizo un recipiente u otro para ponerles agua... que si una florero de cuello estrello, más tipo botella, pecera o bien un vaso ancho... tal y como ocurrió en esta última ocasión. Las flores aguantaron una eternidad y estuvieron preciosas, pero claro, nada es eterno y un buen día decidieron marchitarse. Abrí la basura, las saqué del vaso y las tiré.
Y allí quedó el recipiente, en la mesa de la cocina... y claro, como yo soy muy de pasar y beber de los vasos que voy viendo (que siempre son míos...)... Pues eso debió ser lo que pasó. Horas más tardes, al pasar de nuevo por la cocina me llamó la atención lo sucio que estaba aquel vaso, ya casi vacío... y me extrañó, porque estaba muuuy sucio... Qué mala cabeza... sí, aquel era el vaso de las flores, el  agua en el que estuvieron varios días... y una cosa te doy a decir...no me ha pasado absolutamente nada. Pues eso, que te puedes beber el agua de los floreros sin ningún problema... ya te lo digo yo. 

Unas flores bien majas.... 


No hay comentarios:

Publicar un comentario