miércoles, 22 de abril de 2020

Viva el verde...

Y así resultó la evolución (con un orden un tanto anárquico) de mi relación con los brócolis y las coliflores en la ventana. ¿Como experiencia? Altamente gratificante. Me ha encantado verlas crecer, y estoy segura de que el año que viene repetiré, aunque lo mismo con otro producto, o con el mismo, pero sin hacer cosas que creo que no fueron del todo bien.
Pero sí, la emoción de colocar en el plato algo que has estado cuidando... a mi me ha parecido brutal.
Sacaré el calendario para adecuarme a las fechas correctas (que luego hago lo que me da la gana, y eso pasa factura...) y me pondré manos a la obra. Quiero coliflores moradas (#ahílodejo). Creo que los calabacines precisan de demasiado espacio y me encantaría tener cherries... veremos si llego este año... (menos mal que no tengo huerto, que sería la locura). Y fresas..

Viva el verde...


No hay comentarios:

Publicar un comentario